Skip to Main Content

Abandono Del Tabaquismo

Cómo el tabaco afecta su cuerpo

Si es fumador, probablemente sepa que debe dejar de serlo. Ese es un buen comienzo para abandonar el hábito. Pero necesita un motivo importante para abandonar el cigarrillo para siempre. Saber la verdad sobre cómo fumar perjudica su salud puede ser todo lo que necesita.

Es un hecho que fumar es perjudicial para casi todas las partes del cuerpo. A continuación, se mencionan algunas de las áreas más afectadas por el tabaquismo.

Vías respiratorias
Cuando fuma, los tejidos blandos de los pulmones se inflaman. Esto puede originar trastornos graves. Uno de ellos es la enfermedad pulmonar obstructiva crónica. El tabaquismo también puede producir cáncer en las siguientes áreas:

  • Pulmones.
  • Garganta.
  • Boca.

Corazón
Fumar es perjudicial para las células que cubren los vasos sanguíneos y el corazón. Además, puede aumentar el riesgo de formación de coágulos que provocan ataques al corazón y puede ser uno de los factores que causan aneurisma aórtico abdominal. Esto se produce cuando la arteria más grande cerca del estómago se debilita.

Otros vasos sanguíneos
Los daños en las paredes vasculares pueden provocar que se estrechen. Esto significa que no circula suficiente sangre hacia las siguientes zonas:

  • Riñones.
  • Estómago.
  • Brazos, piernas y pies.

Esto puede causar problemas, como dolor y gangrenas.

Cerebro
Los coágulos de sangre que se forman en las arterias dañadas pueden desplazarse hacia el cerebro y Causar un accidente cerebrovascular que puede ser fatal.

Huesos y tendones
Fumar aumenta el riesgo de padecer osteoporosis en hombres y mujeres. Esta enfermedad se produce cuando los huesos se debilitan y existe una mayor probabilidad de fractura. Los fumadores también corren mayor riesgo de sufrir lo siguiente:

  • Lesiones por uso excesivo, como tendinitis.
  • Lesiones traumáticas, como esguinces.

Sistema inmunitario
Algunas de las células que destruyen gérmenes en el cuerpo tienen menos probabilidades de hallarse en los fumadores que en los no fumadores. De este modo, son más vulnerables a las infecciones. Además, fumar puede causar los siguientes tipos de cáncer:

  • Páncreas.
  • Riñones.
  • Cuello de útero.
  • Estómago.
  • Sangre (leucemia).

Fumar también aumenta el riesgo de padecer enfermedades de los ojos y problemas dentales.

Embarazo
Las mujeres que fuman tienden a tener más problemas durante el embarazo. Entre ellos, se incluyen los siguientes:

  • Partos prematuros.
  • Bebés con bajo peso al nacer.
  • Niños que nacen muertos.

Y sus bebés tienen más probabilidades de morir por síndrome de muerte súbita del lactante que los bebes cuyas madres no fuman.

Cambie sus riesgos por ventajas
Lo bueno de dejar de fumar es que tiene muchos beneficios. Estos se enumeran en www.morehealth.org/quit4good. Allí también encontrará una guía para ayudarlo a abandonar el hábito.

No espere más. Si deja de fumar ahora, los riesgos también comenzarán a disminuir. Y seguirán reduciéndose, independientemente de cuánto tiempo haya fumado.

Además, la línea nacional para dejar de fumar puede ayudarlo a dejar este hábito para siempre. Llame al 800-QUIT-NOW (800-784-8669).

Fuentes: Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades; Academia Americana de Cirujanos Ortopédicos